Inglaterra prohibirá el uso de trampas adhesivas para ratas en una gran victoria para la vida silvestre

Home / activismo / Inglaterra prohibirá el uso de trampas adhesivas para ratas en una gran victoria para la vida silvestre

En Inglaterra, se prohibirá el uso de trampas adhesivas para atrapar ratones y ratas, gracias a un proyecto de ley que recibió apoyo unánime en la Cámara de los Lores.

La organización Humane Society International (HSI) -una organización protectora de los derechos animales que defendió la campaña anti-trampas de pegamento llamada “UNSTUCK”- acogió la noticia y la denominó como “una gran victoria” para la vida silvestre de todo el país.

¿Qué son las trampas adhesivas? ¿Son éticas?

Las trampas pegajosas son un pedazo de cartón, plástico o fibra cubiertas con un fuerte adhesivo, que se diseñaron para inmovilizar a los animales que pasen sobre ellas.

La organización HSI considera que las trampas son “inhumanas” e “insostenibles”, ya que los animales que quedan atrapados en ellas pueden sufrir desde huesos rotos o dislocados, desgarros de piel, sofocación, pérdida de la visión o, si permanecen por mucho tiempo en una trampa, deshidratación o inanición.

Se afirma que algunos animales que quedan atrapados en una trampa adhesiva se mastican sus propias extremidades en un intento de liberarse.

No solo las ratas y ratones son víctimas de estos dispositivos. Según la organización HSI, se reportó que debido a este tipo de trampas, especies protegidas y en peligro de extinción como, por ejemplo, erizos, aves, murciélagos e incluso gatos sufrieron lesiones, la mayoría de ellas fueron fatales.

La prohibición de las trampas adhesivas

A pesar de las complicaciones en el bienestar animal, las trampas adhesivas se venden en todo el Reino Unido, con un valor cercano a los $1.500. Si bien, la nueva legislación no prohibirá su venta, si será ilegal que las personas comunes e incluso trabajadores de control de plagas utilicen este tipo de trampas sin una licencia.

Las personas que no respeten la nueva ley se les impartirá una multa o podrían arriesgar hasta 51 semanas en prisión. Además, será una infracción encontrarse con una trampa y no comprobar, sin una buena razón, que esta esté desactivada.

La legislación contiene una excepción limitada, que permitirá a quienes trabajan en control de plagas solicitar una licencia para trampas adhesivas mediante el secretario de Estado. Además, estas trampas solo se podrán utilizar cuando “no haya otra solución” y con “el propósito de preservar la seguridad y salud pública”.

Claire Blass, directora general de la organización HSI, catalogó las trampas pegajosas como “dispositivos crueles que causan un horrendo sufrimiento a millones de animales” y que espera que la prohibición provoque cambios en la industria.

Ella manifestó que: “Es bastante acertado que se prohíba el uso público de estas trampas y también esperamos que esto precipite su eliminación de la venta ya que sería ilegal que las utilicen las personas comunes”.

“El régimen de licencias para el uso de trampas adhesivas por parte de la industria de control de plagas deberá tener una estricta administración que asegure que estos crueles productos ya no se utilicen de forma común con impunidad”, Claire Blass finalizó.

En el 2015, una excepción similar se incluyó en la prohibición a las trampas adhesivas en Nueva Zelanda, sin embargo, las licencias no tienen una gran demanda. De hecho, durante todo el año pasado, no se aprobaron licencias en Nueva Zelanda.

Chris Packham sobre el manejo compasivo de la vida silvestre

Chris Packham, naturalista, vegano y presentador de televisión en la cadena BBC, declaró que: “Cuando la vida silvestre, en este caso los ratones y ratas, viven en convivencia con los humanos, se les cataloga como “plagas” o “parásitos” y esto parece hacer creer que hay una luz verde para ignorar por completo su bienestar. Las trampas adhesivas son un excelente ejemplo de esto. Tal actitud debe cambiar”

Además, el presentador agregó: “Estoy contento de que se eliminen del uso público estas crueles e innecesarias trampas pegajosas, esto provocará un enfoque más positivo y efectivo en cuanto al manejo de la vida silvestre”.

“Esta ley es una buena noticia para los ratones y ratas, pero también para la mayoría de las víctimas involuntarias que quedaban atrapadas en estas trampas como, por ejemplo, aves delicadas, culebras, ranas y erizos”.

Fuente: https://plantbasednews.org/culture/law-and-politics/england-ban-glue-traps-victory-wildlife/

Related Posts